Seguir a Hugo Páez

lunes, 5 de abril de 2010

LOPEZ OBRADOR MÁS CERCA DE LA IGLESIA CATÓLICA

Durante la jefatura de gobierno y candidatura presidencial, Andrés Manuel López Obrador dejó correr el rumor de que profesaba la religión cristiana, pero no la católica.

Lo que muy pocos saben es que pedía privacidad para asistir a una iglesia católica cerca del Palacio del Ayuntamiento, y así estar fuera de reflectores en sus lapsos de meditación y oración.

Las asistencias del Peje fueron cada vez más regulares, tal vez eso influyó en el sistemático rechazo al aborto, que llegó al grado de congelar cualquier intento de aprobación, en la fracción parlamentaria del PRD en la Asamblea Legislativa.

El agudo olfato político de Andrés Manuel le indica que son tiempos de acercarse más a la iglesia, ahora que Marcelo Ebrard se erigió como principal promotor del aborto, matrimonios gays y adopción de infantes, que por cierto abonaron puntos negativos a la imagen del Jefe de Gobierno.

En próximas fechas tendremos un refrendo público a sus convicciones. Le adelantamos una pista: Pedro Arellano, el ex asesor de asuntos religiosos de López Obrador en la jefatura de gobierno del DF, preside desde febrero el semanario Desde la Fe.

GASOLINAZO NOS CRUCIFICA EN VANO, AUMENTA SUPERAVIT Y RESERVA

A los mexicanos nos está pasando lo que al cristo de Mel Gibson, los azotes de los gasolinazos parecen muy exagerados frente a las finanzas del gobierno federal.

Cuando menos eso muestran las cuentas en la reserva federal, que llega casi a los cien mil millones de dólares, el doble que la deuda pública externa; el superávit en la recaudación de Hacienda de 16 mil 500 millones de pesos; el precio del petróleo que superó con 8 dólares al presupuestado, y sigue en aumento.

No solo eso, el gobierno federal reportó un aumento tan solo en el 2010 de 137 plazas homólogas a subsecretarías. Un viejo truco para pagar sueldos equivalentes, sin las responsabilidades de estas.

Habrá que hacer un estudio para saber si los aumentos a la gasolina van en proporción a la expansión de la alta burocracia ya que tanto en direcciones como en subdirecciones generales, el gobierno federal se sirvió con la cuchara grande en el 2009 y sigue la tendencia en el 2010.