Seguir a Hugo Páez

martes, 2 de febrero de 2010

ATAQUES CONTRA GABY CUEVAS POR DISPUTA DE GOBIERNO DEL DF

Aseguran los Illuminati que los ataques contra Gabriela Cuevas tienen todo el tufo de disputa por la Jefatura de Gobierno en el 2012.

Y es que precisamente de la delegación Miguel Hidalgo de Demetrio Sodi de la Tijera sale información contra la Cuevas que va a las manos de las asociaciones Salvo Lomas, Amigos de Polanco, Espejo Polanco, Alarbo, Ex Alumnos del Liceo Franco Mexicano y Vecinos de Las Lomas de Chapultepec.

Las auditorías que se practican regularmente con el cambio de jefe delegacional fueron extrañamente ventiladas contra Cuevas y el delegado interino Alfredo Vinalay.

Con el show del supuesto mal manejo de 40 millones de pesos que se pagó a la empresa Desarrollo Urbano Integral para la construcción de un deprimido suspendido, Demetrio ve una contrincante menos en la contienda por el DF, que en el 2006 lo dejó vestido y alborotado.

¿A poco de veras sorprende a los panistas las jugadas de Sodi de la Tijera después de brincar de partido en partido a ver cual le acomoda a sus intereses?

A ver que jugada les prepara el delegado de Miguel Hidalgo a los suspirantes José Luis Luege Tamargo y Mariana Gómez del Campo, esta última ataviada a la ultima moda panista del “Descarte”, como sus compañeros Fernando Gómez Mont, Ernesto Cordero y Alonso Lujambio. Mas adelante veremos que solo es moda de temporada.

DUDAS SOBRE REPLIEGUE DEL EJERCITO EN JUÁREZ

Muy poco duró el optimismo en la Secretaría de Seguridad Pública por los contados días de calma en Ciudad Juárez con el desplazamiento del ejército fuera de la zona urbana y la toma del control por la Policía Federal de Genaro García Luna.


Los ataques de los últimos días y los números de enero como el mes más sangriento del sexenio, alentaron al Senado de la república para pedir cuentas al gabinetes de seguridad.

En la bancada del PRI y el PRD crece la idea de pedir a detalle la política anticrimen del gobierno federal con objetivos, metas y fechas de control de la violencia, si es que existen.

Funcionarios federales aseguran que a más tardar en cinco años los carteles estarán derrotados, con una presencia mínima. Sin embargo, por el aumento de la violencia parece que aún no llegamos al punto de bajada.

¿Será que el repliegue del ejército en Juárez no fue una buena decisión? Es la pregunta que quema las puntas de la lengua en el Senado.