Seguir a Hugo Páez

lunes, 2 de julio de 2012

ABANDONO Y DESLEALTAD DERROTAN A JOSEFINA

Histórico, a las 8:30 de la noche del 1 de julio, Josefina Vázquez Mota anunció la expulsión del panismo de Los Pinos. La zaga que inició Vicente Fox Quezada en el 2000 interrumpió su continuidad en el sexenio de Felipe Calderón Hinojosa.

Para la historia quedará también el abandono de la casa presidencial y del gobierno federal. La deslealtad y falta de madurez para aceptar la derrota en la elección interna la sentenciaron a la mas infame de las soledades. La Señora de la Casa derrotó las preferencias del presidente a costa de pagar muy cara su osadía.

Un día antes, Josefina llegó a la Basílica de Guadalupe a las 10 de la mañana, no a pedir el milagro, sino a dar gracias por darle entereza hasta el final, contra viento y marea.

REPITEN CAOS LAS CASILLAS ESPECIALES

Pero que necesidad la de Pedro Joaquín Coldwell. Se metió en la fila de una casilla especial y recibió tremenda rechifla de los ciudadanos que esperaron durante horas, y muchos que llegaron antes que él se quedaron sin votar.

Y es que si los esfuerzos mediáticos del IFE por mostrar una cara eficiente hubieran aterrizado en el legislativo con el objetivo de modificar la ley y organización de las casillas especiales, otro cantar entonarían los electores que sufrieron el desorden.

Por ejemplo, en la especial de Taxqueña, el representante del IFE llegó a las 11:00 de la mañana, la apertura fue una hora antes a pesar de que los votantes hicieron fila desde las 7:00 horas. Mas de la mitad se quedaron molestos y sin sufragar.

TLEFONAZOS MADRUGADORES QUEMAN A CANDIDATOS

Entre las últimas batallas del día “D”, ciudadanos del Distrito Federal recibieron molestos telefonazos del de 3:30 de la madrugada. La grabación la atribuía a candidatos a delegados que invitaban a votar.

Algunas de estas llamadas reportadas a LOS MALOSOS correspondieron al abanderado perredista por Cuajimalpa, Luis Rosendo Gutiérrez.

Por la imprudencia del horario y la repetición de las llamadas –en algunos casos fueron 4 consecutivas-, los desmadrugados sospecharon que se trataba de un estrategia para quemar al candidato.

PEJENIO Y FIGURA HASTA LA SEPULTURA

Genio y figura. Todavía al pie de la urna, a las 8 de la mañana, Andrés Manuel López Obrador respondió a un reportero que respetaría el resultado, simplemente porque iba a ganar la elección.

O sea que la firma el jueves en el Instituto Federal Electoral valió para dos cosas: para que el presidente Consejero se tomara la foto con los cuatro candidatos, y para nada.

Porque ya lo dijo el presidente del TRIFE, Alejandro Luna Ramos: “El compromiso no es vinculante” ¿y que quiere decir eso? Pues quien quiere lo respeta y quien quiere no, ya que no tiene valor legal.

Blog: http://losmalosos.blogspot.mx/