Seguir a Hugo Páez

lunes, 19 de diciembre de 2011

LA ÚLTIMA CENA DEL PAN

Un poco triste transcurrió el viernes la cena navideña del PAN del DF. Es el festejo mas importante del año, coronada con la presencia del presidente de la república; sin embargo esta vez Felipe Calderón Hinojosa brilló por su ausencia.

Seguramente eso abonó para que los mas ocurrentes comentaran que podría ser la última cena de Acción Nacional en la presidencia, ya que la del 2012 será posterior al cambio de poderes.

Hubo de todo, dos de los tres precandidatos presidenciales: Ernesto Cordero y Santiago Creel, ya que Josefina Vázquez Mota tuvo que acompañar a su hija internada en un hospital. También se ausentaron algunos que no quisieron correr riesgos. Es el caso del Delegado de Cuajimalpa Carlos Orvañanos; ante la amenaza de abucheos por su traición a Ernesto Cordero Arroyo, dejó su lugar vacío en el presidium.

Orvañanos se ha encargado de filtrar algunas versiones de su “cambio” de camiseta. La mas insidiosa describe una operación orquestada por Roberto Gil Zuarth desde Los Pinos, con el doble propósito de golpear a Cordero y apuntalar a su candidata Vázquez Mota.

La segunda versión es que ante su mal puntaje en las preferencias electorales rumbo a la candidatura a Jefe de Gobierno del DF, negoció con Gustavo Madero su declinación y apoyo a José Luis Luege Tamargo a cambio de un escaño en el Senado. Pero por su mal cálculo, el tiempo se le vino encima al presentar su petición de licencia a Marcelo Ebrard efectiva a partir del 1 de enero; por lo tanto, no pudo cumplir con los tiempos que exige el PAN de abandonar el cargo a mas tardar el 15 de diciembre. Así que, hizo su berrinche, se queda de aspirante colero, y sin curul.

GOBIERNO DEL DF Y PRD INTENTARON DETENER REFORMA A LA LEY DE CULTO

Cuentan los Illuminati que un día antes de votar en la Cámara de Diputados la reforma al artículo 24 constitucional sobre la ley de libertad de culto, una alerta se prendió en la oficina de Marcelo Ebrard Casaubón y la de Jesús Zambrano por la fuerza que tomaría la iglesia católica, ya que las dos instancias mantienen viva una demanda contra el Cardenal Juan Sandoval Iñiguez, el Vocero Hugo Valdemar, y la Arquidiócesis de México.

La modificación permitirá a los ministros de culto oficiar en espacios públicos y medios de comunicación, sin necesidad de permisos especiales, aún cuando el Cardenal Rivera tuvo el tacto de apoyar la separación iglesia – estado en la Basílica, ante la presencia y comunión de Felipe Calderón.

En el Gobierno del DF, el PRD y Movimiento Ciudadano, se tomó la virtual aprobación de las bancadas del PRI y el PAN como una amenaza, ya que la reforma abre mas espacios para la libre expresión de los curas, aun cuando la ley impide actos políticos en este tipo de expresiones religiosas.

De inmediato desde el PRD y la oficina de Gobierno del DF se pusieron a trabajar a marchas forzadas, pero fue demasiado tarde.

Blog: http://losmalosos.blogspot.com/