Seguir a Hugo Páez

jueves, 22 de diciembre de 2011

NO ME BAJO DEL CABALLO, DICE CREEL A IMPACTO

“No me bajo del caballo, ni me bajarán”, comenta Santiago Creel a LOS MALOSOS por la campaña de presiones para reducir el número de precandidatos presidenciables de Acción Nacional.

¿A quien le conviene bajar a Santiago Creel de la precandidatura presidencial..? Si usted contestó que a Josefina Vázquez Mota o Ernesto Cordero, está equivocado.

Según los Illuminati del PAN, el mas beneficiado es Enrique Peña Nieto, una posible declinación del senador con licencia polarizaría la precampaña de Acción Nacional en dos grandes grupos del calderonismo. La guerra interna sería terrible.

Aunque también prevalece la tesis de que al interior, la principal beneficiada sería Vázquez Mota, ya que la clientela de Creel difícilmente pasaría a las filas de Ernesto Cordero Arroyo, por lo tanto, la candidata afianzaría su lugar en las encuestas… y todo estaría escrito.

CORDERISTAS MONTARON PRIMERO CAMPAÑA CONTRA ORVAÑANOS

A finales de mayo, Javier Lozano le prohibió a su amigo Carlos Orvañanos que firmara la carta de apoyo a Ernesto Cordero Arroyo que lo destaparía como aspirante presidencial.

En esos momentos, el Secretario del Trabajo estaba convencido de ser la mejor opción de Acción Nacional para continuar con el trabajo de Felipe Calderón. El tiempo puso las cosas en su lugar; Lozano va por un escaño en el Senado, y el delegado de Cuajimalpa fue blanco de una campaña negativa del corderismo; nunca le perdonaron negarse a firmar la carta de destape.

Con el tiempo, Orvañanos apostó por la Jefatura de Gobierno del DF; presentó una carta de licencia a Marcelo Ebrard efectiva a partir del 1 de enero del 2012 y llegó a ocupar el segundo lugar entre los aspirantes, según algunas encuestas.

El fuego amigo arreció. Los corderistas pegaron mas duro y le cobraron la factura por aquella omisión de los “abajo firmantes” del 27 de mayo.

Roberto Gil Zuarth trató de convencerlo: “Tranquilo Carlos, primero habla con Ernesto Cordero”. La idea del Secretario del Presidente era detener la injusta campaña en su contra. Todo fue en vano, la molestia de Orvañanos llegó al punto de no retorno, tomó una decisión extrema: dejar las filas de Cordero y pasar públicamente a las Josefina Vázquez Mota, a pesar de que días antes refrendó su apoyo al ex Secretario de Hacienda.

El domingo 11 de diciembre el equipo de Vázquez Mota montó una conferencia de prensa que resultó sorpresiva para los corderistas. Josefina alabó el trabajo de Orvañanos como delegado de Cuajimalpa y fue correspondida con un discurso que la describía como la mejor opción del PAN. El impacto mediático fue brutal, Ernesto Cordero quedó exhibido como perdedor, y Orvañanos devolvió el golpe.

Blog: http://losmalosos.blogspot.com/