Seguir a Hugo Páez

viernes, 18 de mayo de 2012

EL GENERAL GUILLERMO GALVÁN DIJO ADELANTE

Informado antes de las detenciones de los generales Tomás Ángeles Dauahare, Roberto Dawe y Ricardo Escorcia Vargas, el general Secretario de la Defensa Nacional, Guillermo Galván Galván dijo adelante, el Ejército no tolerará actos contrarios a las leyes.

Y para eliminar cualquier duda de la solidez de los casos, el presidente Felipe Calderón afirmó en Quintana Roo que su gobierno será recordado por la lucha contra el crimen.

MOLESTIA Y TRISTEZA EN EL EJÉRCITO

Aun cuando el general Guillermo Galván Galván fue informado de las detenciones de los tres generales, abajo de él domina la tristeza y molestia por la detención de tres generales de división, que antes de ser juzgados desacreditan a la institución por los formas que utilizó la autoridad civil.

La investigación se originó en la Procuraduría General de la República solicitando a la autoridad castrense la localización y presentación de los generales Tomás Ángeles Dauahare, Roberto Dawe y Ricardo Escorcia Vargas.

Y aun cuando el juez debió encontrar alguna sospecha para obsequiar la orden de arraigo durante 40 días para los primeros divisionarios detenidos, en otros casos la autoridad tuvo que liberar a los detenidos, como en el michoacanazo, y mientras son consignados o liberados la quemada va en serio.

La molestia está fundada en la trayectoria del General de División que fungió como subsecretario de la defensa nacional en este sexenio, y de existir un caso sólido derivaría en orden de aprehensión.

Así que las tesis que hablan de rencores y venganzas entre militares, o por la participación en eventos de algún partido, quedaron sin sustento.

Pero a medida de que se llegue a la última semana de la campaña presidencial, los generales Ángeles y Dawe habrán cumplido el arraigo, y la autoridad decidirá si solicita otro de 40 días, los deja libre, o el juez los consigna a un reclusorio.

El miércoles por la noche la Procuraduría General de la República emitió un boletín escueto y extraño en el que decía que la detención de los generales no tenía “connotación política”. Y como reza el dicho: a explicación no pedida acusación manifiesta.

FUERZA PÚBLICA CONTRA PARISTAS DE LA UNIVERSIDAD DE MICHOACÁN

Que tal vez no sean mas de 50 estudiantes los que mantienen en jaque al rector Salvador Jara Guerrero en la Universidad Autónoma de Michoacán.

Y es que es incomprensible que un grupo tan pequeño mantenga en paro a la casa de estudios del estado, por tal motivo, Jara Guerrero está decidido a revisar a los integrantes de las 13 casas del estudiante, y si no pertenecer a alguna, como se sospecha, presentará una denuncia por despojo para que los desaloje la fuerza pública. ¿Será que va en serio..?

Blog: http://losmalosos.blogspot.mx/