Seguir a Hugo Páez

jueves, 13 de junio de 2013

MANCERA VE BIEN INICIATIVA DE DÖRING CONTRA VÁNDALOS ENCAPUCHADOS

Una iniciativa en la Asamblea Legislativa del DF se perfila como la prueba de fuego para el PRD, PT y Movimiento Ciudadano, si en verdad buscan caminos para solucionar el vandalismo en las marchas de la Ciudad de México.
La bancada del PAN encabezada por Federico Döring preparó una propuesta de Reforma al Código Penal del DF en los artículos 362 y 364, para sancionar los actos vandálicos cometidos por manifestantes encapuchados o en grupo.
La presentación de la iniciativa se hace en tiempo y forma para evitar pretextos por falta de tiempo para legislar, por otra parte, informan a LOS MALOSOS que la oficina de Miguel Mancera ve con muy buenos ojos esta reforma que ayudará en gran medida a investigar los actos vandálicos, a poner orden en la ciudad y reducir las agresiones como la del 10 de junio, el 1 de diciembre del 2012, la toma del CCH y el edificio de Rectoría de la UNAM. 
En los próximos días veremos de que están hechas las bancadas de la izquierda en la Asamblea. Se espera una fuerte resistencia de los grupos mas radicales y los Bejaranos contra la iniciativa panista.

VATICANO RECRUDECE ACCIONES CONTRA SEMINARISTAS Y RELIGIOSOS HOMOSEXUALES

Aun cuando el vocero del Vaticano Federico Lombardi lo niega, el Papa Francisco desató los demonios en la curia de la Santa Sede.
En reunión privada con religiosos latinoamericanos, de esos que en parte ven con buenos ojos a la Teología de la Liberación, los alentó a seguir adelante contra los curas gays y los abusadores sexuales, sin temor a las represalias de la Congregación para la Doctrina de la Fe (antes Santo Oficio y Santa Inquisición).
Las palabras de Jorge Bergoglio son una patente de corzo que cayó muy bien entre los religiosos jesuitas, compañeros de orden del Papa, con el propósito de limpiar a fondo la Iglesia Católica.
Antes de renunciar a la Silla de San Pedro, Benedicto XVI destapó la cloaca a raíz de un minucioso estudio en Estados Unidos donde resultó un padrón de 60% de sacerdotes homosexuales. Reporte que forma parte del documento entregado a su sucesor.
Escandalizado, Benedicto XVI envió una ordenanza a los superiores religiosos para expulsar a los seminaristas con tendencias homosexuales que no crearan conciencia de que en por su preferencia sexual no eran aptos para acceder a las órdenes sagradas.
La continuación de la cruzada de Joseph Ratzinger arriesga al Papa Francisco a ser tachado de homofóbico y discriminador, sin embargo, la omnipresencia del Lobby Gay en la curia Vaticana nada tiene que ver con fobias, se trata de desactivar una red de corrupción en el seno de la Iglesia Católica; y la ordenanza a los seminarios tiene el propósito de meter reglas estrictas para evitar posteriores conductas impropias.