Seguir a Hugo Páez

martes, 18 de junio de 2013

“OPORTUNA” LA GIRA DE ERNESTO CORDERO EN ESPAÑA

Tanto brinco de Ernesto Cordero Arroyo para exigir transparencia en los recursos de la bancada del PAN en el Senado, para que “no le alcance el tiempo” para llegar mañana de España a la reunión de legisladores, con el propósito de modificar los estatutos del grupo parlamentario.
Aseguran los Illuminati que de los 22 senadores fieles a su causa, una buena parte ya se echó para atrás, y los externos que lleguen lo harán con la espada desenvainada, si no es que le hacen el vacío.
La propuesta de Cordero es necesaria, sin embargo, el presidente del Senado no contaba con la filtración de un extraño préstamo a Juan Ignacio Zavala, cuñado de su ex jefe (¿ex?) Felipe Calderón, para lo cual Roberto Gil Zuarth prestó el nombre, con su respectivo descuento por nómina, sin embargo, los cheques se expidieron a nombre de Juan Ignacio Zavala.
Desde ese punto de vista urge la transparencia, sobre todo para vigilar a Ernesto y sus Corderos, y a sus asesores, no vaya a ser que hasta la curul renten, presten, o saluden con sombrero ajeno, como Roberto Gil que no fue capaz de sacar de su bolsa para prestarle al ex cuñado favorito del sexenio. Bueno, eso de préstamo hasta un aviador lo duda.
Ya se verá mañana la fuerza de convocatoria de Cordero, o el vacío de sus adversarios, a menos que continúe la graciosa huida por España, acompañado de Gabriela Cuevas.

EL CABILDEO EN LA INVITACIÓN DE PEÑA NIETO AL G8

Muy cerca está Eduardo Medina Mora en la asesoría del viaje de Enrique Peña Nieto al Reino Unido, donde fungió como embajador antes de tomar la misión diplomática de México en Estados Unidos.
El ex Procurador General de la República acumuló experiencia con algunos integrantes del Grupo de los Ocho y se le atribuye buena parte del cabildeo para que Peña Nieto fuera invitado activo del club de los países mas industrializados.
No es poca cosa y la oportunidad única. Como integrante del TLC con Estado Unidos y Canadá, México está presente en el esfuerzo de Norteamérica y Europa para conformar el mercado mas grande del mundo, aún cuando es un observador en el G8.
Falta ver el futuro de las propuestas que el presidente mexicano lleva bajo el brazo. La lucha contra la evasión de impuestos de las grandes empresas globales será durísima, los corporativos destinan grandes recursos para cabildeos que resultan en gastos menores comparados con los ahorros fiscales por la falta de cooperación de los países en la materia.
Después de la visita a México de Barack Obama y Xi Jinping en un mes, la invitación del G8 es un paso adelante sobre los países Latinoamericanos y del Caribe.